Preguntas Frecuentes

Preguntas frecuentes

Sí. Los edificios de paja requieren todos los mismos permisos que cualquier otra edificación. Si se utiliza la pája únicamente como aislamiento y/o cerramiento, no hay ningún problema. En algunos casos, ya que no dispone de ficha técnica como material homologado, el técnico tendrá que justificar su uso cómo material o técnica “innovadora.” (CTE: capítulo 2, artículo 5.2.5).

Hay que recordar que “la paja no es una técnica constructiva concreta, sino un material.” Se puede aplicar de diversas formas: para crear una estructura  autoportante (Técnica Nebraska) o integrarlo como cerramiento o como relleno junto con otros materiales constructivos .

Las estructuras pueden ser de cualquier tipo, combinando los distintos materiales según sus características técnicas. Incluso, se podría realizar un proyecto con estructura convencional de hormigón o acero; no habría problema si se sabe integrar con las características de la paja.

Pero para ser realistas, este modo de construcción está en la práctica unida a la bioconstrucción con materiales naturales, lo que nos lleva a preferir muros de carga de paja (sin estructura de soporte) o materiales cómo piedra, ladrillos o estructuras de madera. 

La envolvente es de paja. El nombre que se da a este bloque de tallos de paja prensadas varía según tu ubicación, aunque los términos más comunes son: balas, pacas, alpacas o fardos.  Las dimensiones también varían según la maquinaria utilizada, pero las pequeñas que solemos usar son de aproximadamente 100x45x35 cm; estas pueden ser manejadas manualmente. También se puede utilizar las balas “Jumbo” de gran formato, pero entonces intervención en obra maquinaria pesada para su movimiento.

Se usan también otros formatos, como rellenos de paja suelta sobre estructuras de madera o cajones previamente creados, paneles prefabricados de paja o sistemas mixtos que utilizan varias técnicas. Es muy versátil según las necesidades. Incluso en sistemas de rehabilitación, donde se hacen revestimientos de fachadas con el sistema SATE (sistema de aislamiento térmico exterior), para dotar a los edificios existentes del aislamiento necesario con sistemas de paja.

Ver wiki de nuestra web para más detalles….

La paja más usada es la de trigo o cebada, aunque podría ser utilizada también la de centeno y la de arroz- ayudando a mitigar un gran problema de quema en la albufera Valenciana. Lo importante es que sea el tallo de un cereal, no pasto, ya que es el aire dentro de la paja que le confiere sus grandes propiedades térmicas.

Ver la Wiki de nuestra web para más detalles.

Por supuesto. Aunque esta pregunta refleja el grado de desconocimiento que todavía tenemos en España sobre este tipo de material para la construcción, sigue siendo necesaria para desmitificar y decir las cosas claras. La construcción con paja no solo da las mismas comodidades que una convencional, las supera.

Existe de forma lógica entre las personas neófitas la creencia de que una casa de paja no podría estar construida en zonas de alta humedad, por ejemplo Galicia. Lejos de esta idea, la realidad es que una construcción con paja , mientras esté correctamente ejecutada (al igual que pasaría con cualquier otro material convencional con el que se construya correcta o incorrectamente) es independiente del clima. Como dice Barbara Jones, referente de la construcción con paja en Reino Unido, se requieren unas buenas botas y un buen sombrero. Es decir, una buena protección frente a la humedad que viene del suelo y un buen tejado con aleros para la lluvia. Y tendrás casa para varias generaciones.

De hecho las primeras casas de las que existe documentación gráfica son de 1896, en Nebraska (EEUU), una zona con extremos cambios de temperatura y largas temporadas de heladas. La más antigua que tenemos en Europa es de 1921, en Montargis (Francia). Este año hará su 100 cumpleaños y sigue en uso.

Aunque la realidad es que la práctica totalidad de las construcciones nacionales se dan en entornos rurales o de periferia, esto no significa que existan motivos de preferencia de la paja como elemento constructivo en una parcela rural o una de ciudad. Perfectamente se puede construir en una ciudad una vivienda con sistema de envolvente en paja o paneles prefabricados- incluso edificios de viviendas de varias plantas; en Francia hay un edificio de pisos de 8 plantas (y certificación Passive House) construido a base de madera laminada y paneles prefabricados de paja. En esto, Alemania, Francia, Austria o Reino Unido nos llevan mucha ventaja, habiendo realizado incluso edificios de vivienda en altura de promoción pública.

Ver Wiki para más detalles: Wiki legalidad y La humedad de las balas de paja

Sí. Según ensayos técnicos y experiencias personales, se ve que la paja -al ser altamente flexible- es muy resistente a seísmos.

La asociación PAKSBAB hizo pruebas de resistencia sísmica con una casa de paja de 4 x 4 metros (de Muros de Carga de Paja con cimientos de sacos rellenos de tierra) en la Universidad de Nevada (Reno) en 2009. En estas pruebas se mostró su alta resistencia sísmica de 0.82g (0.82 veces la aceleración de gravedad). Un terremoto de 7,6 en la escala Richter, no sobrepasa los 0,6g de aceleración

  • Sí, se puede. Es mucho trabajo pero también hay muchos ejemplos de éxito. Puedes autoconstruir (casi) totalmente; se requiere de algunos técnicos para firmar partes de la obra. También se puede autoconstruir parcialmente, con la ayuda de asesoría y apoyo de profesionales, o trabajando de peón en tu propia obra. 

Ver videoconferencia: “Autoconstrucción Legal y Voluntarios en obras” con David Pradas y José Mínguez.

La construcción con paja admite cualquier tipo de cimentación, a la que se añade una “sobrecimentación” o muro de arranque para apoyo de la paja sobre elevado,  ya que conviene separar la paja al menos 20 cm sobre el nivel del suelo. Hay que adaptar ambos elementos al ancho de la paja, y asegurar que el muro esté protegido de agua por capilaridad; además, es recomendable aislar el cimiento y el sobrecimiento para asegurar la ausencia de puentes térmicos.

Generalmente el acabado de un muro de cerramiento de paja se realiza con morteros de cal o de arcilla, dependiendo del clima, el uso y/o el diseño de la vivienda. No admite el uso de morteros de cemento sobre la paja en el exterior, ya que estos no dejarán transpirar los muros adecuadamente. Otras opciones incluyen utilizar yeso o tableros de cualquier tipo para acabados interiores, y revoques sobre tableros transpirables o fachadas ventiladas en exterior. Lo más importante es que sea altamente transpirable el acabado exterior, para no atrapar humedad en el interior del muro.

Ver videoconferencia: Física de la construcción (para casas de paja)

El fuego no es un riesgo. Una vez revocados los muros, la densidad de la bala es tal que no hay suficiente oxígeno dentro de la bala para que se quemen. La paja suelta se quema fácilmente pero embalada no. Los muros de paja han pasado todas las pruebas de fuego que se han hecho en EE.UU. y Canadá, incluso sin revocar. Si pones un mínimo de 2 cm de revoco en la pared debería superar cualquier regulación de construcción de cualquier país. La mayoría de ensayos son de 90-120m.

Más información en la Wiki

Primero, es importante desmontar de una vez el mito de casa de paja = casa barata. No es así; puede ser tan barata o tan cara como cualquier otra convencional. Sí es cierto que la paja, como material de construcción, es claramente más económica que por ejemplo la misma superficie en termoarcilla, ladrillo o cualquier otra opción convencional, pero esto se ve compensado con una mayor mano de obra en acabados, por lo demás, los costes son similares y sería llevarse a engaño difundir la idea de que las casas de paja son más baratas.

Donde sí podemos hablar de una gran ventaja económica es en el formato de autoconstrucción, donde el propietario asume las labores de constructor de su propia vivienda. Esta opción existe, es tan legal como cualquier otra cumpliendo con requisitos previos (p.ej: seguros de responsabilidad y de obra) y hace ahorrar hasta un 50% del precio final de una vivienda. Aunque esto suena genial, también hay que poner los pies en tierra y ser sincero con uno mismo….¿quien dispone del tiempo y los conocimientos para hacer de constructor? Esto requiere dedicación casi exclusiva. Otras opciones incluyen trabajar como peón en la obra, bajo la guía de un profesional, o hacer partes de la obra (levantar los muros y revocar) uno mismo mientras se subcontrata otras partes a los profesionales. Aun así, muchos se acercan a la construcción con paja por la vía del autoconstructor y para ello se forman con distintos profesionales. La RCP ofrece un curso de formación de nivel profesional (https://step-rcp.es/) para quienes les interesa esta vía.

Ver Video Conferencia: ¿Cuánto cuesta una casa de paja?

No es mayor el riesgo de una invasión de ratones en una casa de paja que en cualquier otro tipo de edificio. La paja es el tallo vacío del grano, no contiene comida que atraiga a los ratones. Una vez revocado, el muro de paja es igual a cualquier otro tipo de muro desde el punto de vista del ratón. A los ratones les gusta vivir en los huecos entre los fardos de paja y el suelo. Si dejas muchos huecos fácilmente accesibles sin un buen zócalo de fábrica, puede atraerles, pero es el hueco y no la paja lo que les interesa. Si mantienes las paredes en buen estado no deberías tener ningún problema.

 

Lo que las diferencia en la fase de construcción es lo asequible que resulta para alguien con una mínima formación previa incorporarse a la obra, lo agradable del material y la velocidad con que se crean los cerramientos, ya que cada bala de paja colocada es el equivalente a unos 25 ladrillos convencionales. Y sobre una vivienda acabada, las diferencias visuales no existen; para ser más exactos, dependen del gusto del propietario, como en cualquier otra construcción. Es decir, estéticamente una vez acabada, no hay diferencias con cualquier otra, tan solo los gustos personales de acabados de cada propietario. Pero lo que sí es una evidente diferencia que sorprende a toda persona que entra en una vivienda de paja por primera vez es la sensación que transmite. Es difícil de describir en palabras, a mi me gusta asimilarlo a cuando te dan un abrazo, son casas agradables, se respira distinto…entras en un ambiente distinto, muy acogedor, lo que tiene su sentido ya que los muros de cerramiento de estas viviendas están transpirando permanentemente haciendo una regulación natural del ambiente interior-exterior, sin intervención de maquinaria alguna. Para mi la gran diferencia es que entras a una casa SANA.

 

Es difícil de decir porque la primera casa de fardos fue construida hace unos 130 años. En E.E.U.U… Hay una docena de casas de casi 100 años aún en uso y en buenas condiciones. También hay muchísimas casas construidas a partir de 1980 que no tienen ningún problema. Si construyes con conciencia, y mantienes la casa cuidada no hay ninguna razón para que no dure por lo menos 100 años.

Eso depende de dónde y cuánto se mojen. Si la paja se moja por encima, por debajo o en el centro lo más probable es que no se seque antes de pudrirse. Si los fardos se han mojado antes de construir, úsalos para compost. Si has tapado la parte superior de los fardos y se mojan los lados exteriores, normalmente no hay problema; se secarán cuando deje de llover. Puede ser un problema únicamente si vives en un clima muy húmedo y no hay posibilidad de que deje de llover. Por esta razón se puede dejar sin revocar un muro de paja durante más tiempo mientras estén bien hechos los cimientos y el tejado.