Construir con paja

¿Por qué construir con paja?

Construir con paja

¿Por qué construir con paja?

La paja se presenta como un material tradicional con un poder de cambio revolucionario, económico y al alcance del usuario. Por cada metro cúbico de hormigón sustituido por paja se dejan de emitir 800 kg de CO₂, además de que su reincorporación al medio ambiente una vez acaba la vida útil del edificio es completamente limpia y sin necesidad de tratamientos. Es un material que goza de grandes propiedades para la construcción y además empodera al usuario por su facilidad de utilización.

Entre las muchas razones para elegir la paja como material de construcción, destacan:

  • La baja huella ecológica que el material conlleva; siendo un residuo de la producción de cereales, su único coste ecológico es el transporte de la paja a la obra. Además, finalizado el ciclo de vida, si algún día se abandona la construcción o se desmonta, los residuos serían compostables.
  • La alta capacidad aislante de una bala de paja (transmitancia térmica U=0,14 W/m2.K)1 es equivalente a la que ofrecen 28cm de lana de roca. La paja tiene una alta resistencia sísmica y hay ejemplares en buen estado de más de 100 años. Dado su gran tamaño (muros de 40-50 cm de espesor), es de los mejores y más económicos aislamientos naturales.
  • Es un sumidero de CO2, absorbiendo más de 2 kg de CO2 para cada kilo de paja local usado.2
  • Baja demanda de energía primaria incorporada en el material, además de la baja demanda de energía requerida para calentar/refrigerar los edificios. La energía necesaria para la construcción de un muro de paja (energía “incorporada”, en MJ/m2 ) es 20 veces menos que la que se requiere para un muro convencional de fábrica de ladrillos.3 Este significa que el coste de mantenimiento de una temperatura cómoda en la casa será menor que en una vivienda convencional.
  • Alta resistencia al fuego (muros revocados). Supera hasta 120 minutos en ensayos de fuego.4
  • Hecho de materiales saludables, que respetan a sus habitantes y al planeta (antes, durante y después de la vida del edificio). La creación de un espacio SANO, donde toda la casa respira como tu segunda piel, es de incalculable valor.

Aparte, de estas razones medibles, la paja es un material que se presta a trabajar de forma solidaria (en grupos y con voluntarios), es una alternativa viable a la construcción convencional y es factible para la autoconstrucción, es duradera (las casas más antiguas superan los 100 años de antigüedad), y se puede dar el aspecto físico (estética) que uno quiere.

1 Estudios llevados a cabo por FASBA, la asociación Alemana.

2 Thesis “Humidity in Straw Bale Walls” by Jakub Wihan. 2007. University of East London School of Computing and Technology . p.17.

3 Presentación “The good reason to build with” by Dirk Scharmer. ESBG 2015. Note: Dirk Scharmer es fundador de FASBA (asociación Alemana de construc- ción con paja)

4 Ensayo realizado por el Centre Scientifique et Technique du Bâtiment (CSTB), julio 2019.